Tempus fugit, que decía aquel.

Ayer era 2 de enero, y de pronto, hoy es 9 de febrero. Estamos a 19 días de empezar marzo.

Si eres de l@s que aún están puliendo los 🎯  objetivos, recursos y métricas para este año en tu área de responsabilidad en la empresa … te sugiero que cambies de método !!

Si algo es importante, no esperes a tener el plan perfecto, que cuadre y encaje en la columna H línea 55 del Plan Estratégico.

Posiblemente, habrá proyectos estratégicos de los que veníais hablando desde el ejercicio anterior, y tu equipo estará expectante, y a la vez con dudas de cómo encajarlo en su agenda, cómo organizarse, qué parte le tocará … Muchos QUEs y COMOs. Mucho prepararse, calentar … y no poder empezar a correr. Frentes abiertos a los que no pueden meter mano, sobre los que habrá mil y una conjeturas. Ruido, mucho ruido. Y el ruido genera ansiedad … o desapego / desinterés, justamente para protegernos de la ansiedad.

Cualquiera de los dos, ansiedad o desinterés, no son buen un buen comienzo para los nuevos proyectos.

Compartimos contigo algunos consejos que te ayudarán a alimentar y mantener el nivel de activación necesario para lograr el mejor desempeño de tu equipo respecto a los nuevos proyectos, hasta el momento en que estos cuenten con todas las “bendiciones”:

  • Comparte con transparencia tus dudas e inquietudes con el Equipo.
  • Establece prioridades: en función del impacto / del esfuerzo / de …
  • Elige algun proyecto o proyectos de prioridad A, aunque no esté totalmente definido ni tengas asegurados todos los recursos.
  • Debate con el equipo líneas de trabajo, horizontes: hacia dónde queremos movermos, los PARA QUÉs.
  • Consensúa pequeños pasos alineados con ese horizonte, que no comprometan posibles cambios (recursos, plazos, metas, …).
  • Propón una inmersión paulatina (con la duración del plazo en el que estimas poder lanzar el proyecto) con investigación de buenas prácticas, posibles partners, personas, empresas o instituciones de referencia …

Seguramente, vendrás haciendo ya algunas de estas actividades.

La propuesta es que lo hagas de modo CONSCIENTE, elaborado, transparente, y no como respuesta paulatina a las inquietudes que vayan surgiendo y te traslade el equipo (modo reactivo), porque hacerlo sin planificar, según surja… es muy posible que tenga un efecto negativo en la CONFIANZA del equipo, y también en su percepción del liderazgo que ejerces.

Así que, manos a la obra!! Revisa los planes de los que vienes hablando con ilusión a tu equipo, cuántos están aún esperando a ser lanzados? Por cuál quieres empezar?


Si quieres recibir en tu email nuestras propuestas de Reflexión para la Acción en el ámbito de Desarrollo del Talento y Cultura Organizacional, puedes registrarte en la News 👉 AQUI.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .